Artículos y vídeos

Canal de You Tube

 

 

 

¿Creas, atraes o eliges tu realidad ? 

 

Flor de la Vida.

 

“El Secreto”  fue uno de los libros más vendidos pues nos alentaba a crear nuestra realidad desvelándonos  el poder de la atracción. Y aunque es un libro inconcluso, pues realmente le falta la esencia del auténtico poder de atracción, al menos ha servido para despertar el interés  en millones de personas y posicionarse como miembros activos de sus propias vidas.  “El Secreto “ha influenciado en un despertar masivo a través del empoderamiento. Paradójicamente el Secreto no nos develaba el secreto oculto que reside en nuestro poder interno y que develaremos aquí a lo largo de una serie de artículos que nos llevarán a un viaje interior de auto conocimiento. Un viaje autoconsciente.

 

Desde la primera edición del libro de Rhonda Byrne, allá por el año 2006  y que bebe de las fuentes de William Walker Atkinson y el Nuevo Pensamiento que data del 1880/1900,  mucho llovió  y seguimos evolucionando. La consciencia sigue creciendo en nuestra realidad y ya es momento de valorar si creamos nuestra realidad, si la atraemos o si simplemente elegimos entre múltiples posibilidades. La buena noticia es que toda y cada una de estas opciones son  correctas y sólo dependen de nuestro nivel de consciencia. La consciencia se manifiesta y se retroalimenta de nuestra vibración. No olvidemos que al fin y al cabo somos energía y entendernos en términos de energía nos ayudará a comprender más profundamente nuestra realidad. Somos energía manifestada en el elemento agua. Nuestro cuerpo es entre un 70-90 %  agua, dependiendo de la edad, del sexo, etc. Por descontado que no somos polvo y al polvo no volveremos, somos agua y como tal nos manifestamos. El agua es un libre conductor de la energía.

 

¿ Creas, atraes o eliges tu realidad?

A lo largo de varios artículos os voy a presentar las pautas de creación de nuestro universo conocido, lo que para nosotros se traduce en cómo usarlo para lo que ocurre aquí y ahora. Y desde su puesta en marcha en nuestro día a día, quizá veamos los  logros esperados, o no. Con ello aprenderemos desde dónde realmente estamos manifestando nuestra realidad. De nuestras acciones saldrá uno u otro resultado. Desde ese punto de experimentación cada uno podrá observar si crea, atrae o simplemente elige su realidad.

Todo el universo conocido está diseñado y unido a través de una red que se gesta desde un único patrón universal que en su escala más pequeña lo conocemos como el huevo de la vida,  que da lugar al fruto de la vida y en última instancia y más conocido por todos nosotros se transforma en la flor de la vida. La flor de la vida es el patrón geométrico perfecto a través del cual se manifiesta la vida en todo nuestro universo conocido. Este patrón geométrico,  autoconsciente, es la base de la vida, de la inteligencia y es el primer movimiento a través del cual se crea todo el universo.

 

Arte fenicio, copa del siglo Vll a.C con detalle de la flor de la vida en su interior.

 

Bueno, y os preguntaréis ¿qué podemos hacer con algo tan inmenso?. Desde la sencillez que rige todo el universo, lo más recomendable es relativizar la grandeza de la flor de la vida. Ser consciente de que esta estructura geométrica forma parte de nosotros, pues nuestras propias células se desarrollan a través del mismo patrón. No sería descabellado entender que podríamos desarrollar una confianza, tratarlo como de la familia y aprender a interactuar con él, lo cual no es ni más ni menos que interactuar con toda nuestra vida molecular, con nuestra salud, con nuestros pensamientos… Esto sería entrar en el reino de la magia, entendiendo por magia todo aquello que no logramos  contemplar a priori con  los 5 sentidos básicos, y todo aquello que escapa a nuestra comprensión mental  y  que nos acerca a los mundos sutiles con los que interactuamos aun cuando no seamos conscientes de ellos.

 

Formación de las células siguiendo el movimiento del la Flor de la Vida.

Formación de las células siguiendo el movimiento del la Flor de la Vida.

 

El huevo de la vida es el patrón primigenio de creación. Está vinculado al número 7. Y a él se asocian los 7 movimientos de creación del universo. En realidad son 7 movimientos  que dan lugar a una unidad. Se conocían antiguamente como ”Las 7 joyas de luz hebreas”. La realización de un movimiento da lugar a la posibilidad de un segundo movimiento y así sucesivamente. Y aquí se introduce un factor muy importante en cualquier proceso de vida: El Orden.

El universo es una matemática perfecta

El orden es parte de toda la creación pues el universo es una matemática perfecta, un sonido perfecto y un ordenamiento perfecto. ¿Te imaginas unas operaciones matemáticas desordenadas o bien una partitura sin un ritmo, un orden? Y por ende, ¿Te  imaginas lo que acercas a tu vida si estas está en desorden?  Así, antes de iniciar cualquier proceso de creación, atracción o elección en nuestra vida, observemos el orden en ella, en nuestro día a día, en nosotros mismos, en nuestros pensamientos, en nuestro hogar, en nuestras dinámicas o rutinas e incluso en el cajón de nuestra mesilla. Aunque parezca muy sencillo y quizás absurdo, todo es parte de lo mismo. Entonces lo primero es observar, establecer y crear un orden.

Si os parece nos encontramos en el siguiente artículo y nos prepararemos para él haciéndonos conscientes del orden o desorden  en el cual nos movemos en nuestro día a día. Y lo observamos desde un plano físico: “ ¿Cómo está el cajón de mi mesilla?, ¿Mi escritorio?, ¿ Mi bolso o cartera de diario?

Desde un plano mental: “¿Cómo están mis ideas,  mis intenciones, mi discurso al hablar….?

Desde un plano emocional: “¿Me mantengo en quietud a lo largo del día o cualquier intrusión externa se convierte en un disparadero de emociones? “

En el próximo artículo nos adentraremos en el Arte de Seducir. Seducirnos a nosotros mismos para hacernos merecedores, permitirnos crear, atraer o bien elegir lo más idóneo para nosotros en cada momento. Entendiendo como idóneo lo que nuestra alma observe como nuestra mejor elección para nuestro camino evolutivo.  Y desde ahí iniciaremos un recorrido por los 7 pasos de la manifestación, que en ti puede ser creación,  atracción o elección…  ¡¡ y por último,  el secreto final no desvelado  en“El Secreto “ !!

 

¿Creas, atraes o eliges tu realidad ? ¡ Sedúcete ! 

Sedúcete

Podemos crear, atraer, elegir, siempre que antes realicemos el arte de la seducción.

Si realizamos un juego de palabras, podemos entender “seducirte” como el arte de decirte algo a ti mismo, decirte lo que eres. O también entender el mensaje de  “sedúcete” como ser dulce contigo mismo.

Sedúcete, se dulce, eleva tu vibración

La palabra es creadora, la palabra externa y la palabra interna. El pensamiento y el sentimiento son creadores, de hecho son los alquimistas de la creación. El sonido con una vibración determinada crea o destruye.

Tenemos ante nosotros el canal de creación, una herramienta mucho más potente que cualquier arma de destrucción que alguien pudiera concebir jamás, y también una herramienta de creación de los mundos más fantásticos y maravillosos que cada uno sea capaz de imaginar.

Y todo empieza por uno mismo. Así el arte de crearse empieza por una palabra precedida de un pensamiento y un sentimiento.

Entonces, ¿qué palabras, pensamientos y sentimientos tienes hacia ti mismo? Aquí está la clave de la creación consciente. Todo empieza en uno mismo. No trates de abonar los campos ajenos cuando los tuyos los tienes en secano. Es tontería.

No trates de abonar los campos ajenos…

 

Sinceramente ¿qué palabras te dices al despertar cada mañana?, ¿ qué palabras te dices antes de dormir? Ahí está el inicio de tu programación para tu día, y el resumen, el valor de lo vivido.

“ El verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros” Nos habla sencillamente del poder de la palabra, la manifestación del Creador en cada una de nuestras palabras y sobre todo en cada una de nuestras acciones, pues el verbo es el que tiene la información de la acción. Es todo muy sencillo y ya está todo escrito, sólo hemos de pretender entenderlo más allá de lo que las doctrinas de los canales de manipulación social nos han mostrado.

Te propongo que cada mañana la primera palabra sea hacia ti y cada noche el último pensamiento también. Cada mañana usa una bendición hacia ti y el nuevo día y cada noche una gratitud. “ Yo me bendigo en este nuevo día y lo viviré con ilusión y sin expectativas ”, “ Yo agradezco este nuevo día y todo lo que en él he vivido. Me libero de  juicios y temores y agradezco el aprendizaje, la felicidad… todo lo vivido “ Se trata de mantener la vibración acorde a los resultados que esperamos disfrutar cada día.

 

Los milagros y la magia comienzan a ocurrir

Ser espiritual es manifestar el Espíritu en la tierra, en esta realidad presente. ¿Y cómo se manifiesta tu Espíritu?, ¿cuál es tu Espíritu? Jovial, alegre, divertido, tristón, apático, tímido… Nos pasamos años pretendiendo seguir una línea de evolución para manifestar el Espíritu o para el momento de traspasar el velo y abandonar el cuerpo físico, sin darnos cuenta de que es ahora, aquí, donde se manifiesta el Espíritu, donde se obtienen y se disfrutan los resultados. Es decir, nos preparamos pensando en un futuro para lo que ya está ocurriendo, sin darnos cuenta de que el momento es ahora y no hay nada más allá que lo que sentimos en cada preciso y precioso instante.  Cuando entendemos esto tan simple, el Poder de Atracción se pone en modo automático y los milagros y la magia comienzan a ocurrir.

Ahora eres Espíritu y ahora están manifiestas todas tus capacidades. Permite nutrir tus sentidos, disfrutar con ellos y celebrar la vida. Que la plenitud de tu Ser se manifieste en cada momento de tu vida y que tu seas un testigo de ello. Sedúcete, se dulce contigo, permítete la alegría, siéntete merecedor, gústate, regálate, agasájate, engalánate… vive los sentidos y manifiesta tu Espíritu libre y sé amante de esta tierra y todo lo que nos ofrece. Libérate de visiones impuestas, dirigidas, masificadas, y ámate tal cual eres, sin juicios, sin expectativas, sin comparaciones, sin esperar nada de nadie, sólo de ti mismo.

Sedúcete con tu espíritu libre

Tu pensamiento libre, tu sentimiento lleno de bondad hacia ti mismo, son las claves de cualquier proceso de creación consciente y son las claves del camino del despertar planetario. Sólo lo que hacemos por nosotros lo podremos hacer luego por los demás. Sólo como nos amemos nosotros podremos luego amar a los demás.

No creas que vas a amar a nadie mientras no aprendas a amarte a ti mismo. No creas que nadie te amará mientras no aprendas a amarte a ti mismo. Por la Ley de Resonancia atraemos lo que somos, lo que pensamos y lo que sentimos. La Ley de Resonancia se maneja desde nuestra polaridad, si estás en números rojos de amor a ti mismo, eso manifestarás y eso atraerás. Para crear un gran campo de Resonancia la manera más rápida y efectiva es alabarnos, bendecirnos, agradecernos. A mayor vibración mayor atracción de todo eso que anhelas. Recuerda lo bueno que hay en ti, tus dones, aquello de lo que te sientes orgulloso, todas esas veces que ten han agradecido por algo…Y si no lo recuerdas, pregunta a tus allegados. Si no estás en un espacio en el que seas tenido en cuenta, en el que se te agradezca y valore, cambia de espacio para crear un campo de Resonancia nuevo. Si no puedes cambiar, visita, imagina aquel lugar donde quisieras estar, incluso puede ser un lugar, por ahora, ficticio. Cuando tengas todo eso que te hace sentir orgullosa de ti misma, dítelo en voz alta, y mejor mirándote a los ojos en el espejo. Si hoy te cuesta, no importa, sé perseverante, crea canales neuronales que se  abonen con la semilla de esta información ¡ y disfruta !

Juega, agradece y bendice

Disfruta la manifestación de la alegría que es sinónimo de conexión con tu alma.

Y si todavía no tienes recursos para llegar a este punto, medita, visualiza, siente como si ya ocurriera y poco a poco irás entrando en la vibración adecuada para lograrlo.

Un buen amigo mío quería ser una persona sonriente, pues estaba cansado de su talante serio, triste y aburrido. La vida no le daba muchos motivos para sonreír, pero él comenzó a hacer como si sonriera de verdad.

Todas las mañanas se paraba unos minutos en el espejo y se sonreía, a veces sin ganas, con una simple mueca, pero él sonreía, en ese momento no le daba fuerza a ningún pensamiento de desaliento.

Más adelante comenzó a darse cuenta que a lo largo del día se veía reflejado en los escaparates y también empezó a sonreírse.

Cada vez se sentía mejor en su cara sonriente, así sólo de pensarlo también sonría…

Y poco a poco encontró más motivos en si mismo para sonreír.

Un día al irse a dormir se dio cuenta de todo lo que había sonreído ese día sin ningún esfuerzo. Y se durmió sonriendo.

Hoy es la persona más sonriente que conozco. Su sonrisa es parte de su expresión facial. No tenía motivos, más hizo como si…

Sé que todos tenemos nuestras cargas propias o heredadas, anclajes, experiencias… Que todos tenemos nuestros aprendizajes y que podemos tratarlos por la línea dura de miles de terapias o bien hacer como si… y darnos permiso para crear un personaje nuevo desde el cual experimentar. Crear una vibración más elevada y dar lugar a eso que queremos sentir, vivir y ser.  

Con sencillos juegos podemos ir liberando nuestros patrones y hacer como si aquello que pretendemos ya estuviese en nosotros y se manifestara en nuestra vida.

Entonces podemos seducirnos jugando. Podemos permitir que en esa seducción se exprese libremente nuestro Ser Espiritual y desde él disfrutar de todo lo que somos permitiendo que la magia y los milagros ocurran.

Y esto es sólo el principio.

Para continuar el recorrido te emplazo a vernos aquí en los siguientes artículos. En ellos presentaré un modo de interactuar con la Flor de la Vida, herramienta sagrada para conquistar tu autoconocimiento y manifestar la grandeza de tu Espíritu aquí, en la Tierra.

¡¡ Y mientras tanto, dime cómo te seduces tú cada día !!

 

¿Creas, atraes o eliges tu realidad ? Acción 

La Flor de la Vida. La Acción.

Si ya los has leído y puesto en práctica es posible que te encuentres con que no sabes si atraes, eliges o creas tu realidad. Ello quizá sea debido a que nunca te lo has planteado antes o bien a que no prestabas toda la atención necesaria. Quizá te hayas encontrado con que no sabes seducirte, o nunca lo has hecho, o quizá no te hayas cuidado lo suficiente alabándote, bendiciéndote, aceptándote. No importa, ahora es buen momento para reforzar.

Damos un paso más allá y vamos a ver por qué a veces no logramos los resultados deseados usando las técnicas, conocimientos, oraciones o cualquier herramienta a la cual dimos validez y por lo tanto no sólo no creamos, atraemos, elegimos nuestra realidad, si no que no somos conscientes de ello.

La fuerza de la inconsciencia

Inconscientemente podemos portar información que nos impide llegar a manifestar aquello que marcamos como objetivo. Para lograr resolver algún problema es importante ir a la base del mismo, pero sobre todo conocer su lenguaje y su manifestación. De un modo sencillo vamos a interactuar con esos factores que aún nos impiden la manifestación.

La Flor de la Vida es el patrón geométrico de creación. Es una geometría y un matemática perfecta. Entendiendo por perfecto un amplio espectro que va desde el orden al caos pues se rige por un movimiento y un ciclo . Todo elemento conocido se desarrolla  a través del mismo modelo. Es como ir al origen de algo y desde ese origen resolver. Es usar el mismo lenguaje, los mismos códigos. Todo ello es la Flor de la Vida. El nacimiento de la consciencia y de todo lo material que se desarrolla a través de ella para su propia manifestación. En todo lo que existe, lo consideremos con vida o “inerte”,  se expresa el mismo patrón. Así en él está la respuesta.

Imagina que algún órgano de tu cuerpo carece de la salud perfecta. Imagina que tú te puedes convertir en ese órgano y restablecerlo. Imagina que tu sangre no tiene los parámetros adecuados de salud. Imagina que tú te puedes convertir en sangre y restablecerla. Imagina cualquier imposible y que tú te puedas convertir en eso mismo e interactuar para su manifestación perfecta. Ello lo podemos lograr interactuando con la Flor de la Vida, pues es la estructura que da lugar a todo nuestro mundo. Ella es inteligente, autoconsciente y opera a través de nuestra intención y voluntad.

  Flor de la Vida para colorear
Te propongo tomes una Flor de la Vida impresa en papel. Pero antes te recuerdo que es idónea una preparación previa. Imagina que vas a asistir a un gran evento o una gala, o quizá una fiesta familiar muy importante. Lógicamente no vas a asistir en pijama y zapatillas. Tampoco en chandal y deportivas, ni tan siquiera con el traje de diario. Quizá te engalanes, te pongas tus joyas…, quizá desde días antes estés impaciente a la espera de ese momento que para ti es muy significativo. ¡Imagínelo y siéntelo ahora .

Esencia

Igualmente no puedes conectar con lo más importante de ti misma de cualquier  manera. Desde ahora nuestro objetivo es llegar a la Esencia de lo que realmente somos.

¡Así que no podemos hacerlo con estos pelos! Como dice Mafalda la vida es maravillosa cuando nos despeina. Pero para esto vamos a peinarnos. ¡Tendremos tiempo de festejar los resultados y despeinarnos ! Y ¿ cómo lo hacemos cuando hablamos de consciencia?

Bien, dejamos por un momento la Flor de la Vida en papel y tomamos nota de nuestra alimentación. ¿ Es saludable?. Tomamos en cuenta nuestro descanso. ¿ Dormimos lo suficiente para nuestra cuerpo? Y ¿Dormimos sanamente: sin wifis conectadas, sin una copiosa cena de alimentos muertos, sin noticias trágicas que nos acercan a crear esa misma realidad para nosotros y nos llenan de amargura y miedo?, ¿ dormimos después de haber agradecido el día? Y ya para nota, ¿nos vamos a dormir con nuestros cuerpos aúrico y astral cerrados?

También tomamos en cuenta nuestro mundo mental, las compañías, las lecturas, los juicios a nosotros mismos. Y cualquier otra actividad a través de la cual desciende nuestro nivel de vibración. Sin una alta vibración imposible lograr manifestaciones adecuadas. Si no es así, te recomiendo te tomes unos días para sintonizar con todo ello y engalanarte para el gran día. Lo mismo podemos hacer con nuestro mundo emocional .

Ahora sí, toma una Flor de la Vida en papel, unos lápices de colores, busca un lugar tranquilo donde no seas molestada, pon música relajante, mantras, música de meditación, sonidos de la naturaleza, nunca música en una frecuencia que distorsione tu paz y tranquilidad.

Proceso de creación consciente

E iniciamos nuestro proceso de creación consciente. Por el reverso de la hoja pon la fecha, el lugar, y lanza una pregunta : ¿ Qué quiero en mi vida ahora?, ¿ Qué es adecuado para mi proceso evolutivo ahora?, ¿ Qué quiero manifestar ahora?, o cualquier otra que tu consideres siguiendo esta línea.

Quizá mentalmente conozcas estas respuestas pero es posible que te sorprendas con otras al finalizar esta tarea.

diario-de-arte-la-flor-de-la-vida-002
Vuelve la hoja y comienza a colorear la Flor de la Vida, sin mente, sin pensar tan siquiera en la pregunta, sólo escucha la música. Estás realizando un acto de creación consciente a través de los tres elementos básicos : La forma, el sonido y la luz, representados en la Flor de la Vida, la música y los colores. Estás entrando en lo más profundo de tu ser y dialogando. Cualquier idea que pase por tu mente anótala al momento en el reverso de la hoja.

Siéntete libre de hacerlo como consideres.
Durante más de 10 años he impartido estas técnica en el Taller del Poder de la Intención y te aseguro que cuanta menos mente le pongas mayor es el resultado. Estás interactuando con los factores de creación y diseñando a través del patrón perfecto que crea realidades. Sólo has de confiar y dejar  hacer.

Una vez hecho esto, damos un segundo paso. Ya tenemos una respuesta anotada, un objetivo, un sueño, algo para manifestar, estamos poniendo la magia en funcionamiento. No importa si no es para nada lo que habías pensado hasta ahora… Lo dejamos aquí por el momento.

Tomamos una segunda Flor de la Vida y la dividimos en cuatro partes. La técnica es la misma, los colores, el sonido, pero cambia la pregunta. Una vez dividida la Flor en 4 partes:

En el margen superior derecho anoto: Miedo.

En el margen superior izquierdo anoto: Juicios. 

En el margen inferior derecho anoto: Dudas. 

En el margen inferior izquierdo anoto: Expectativas.

Por el reverso de la hoja escribo la pregunta : ¿ Qué frena la manifestación de mi ser?, ¿ Qué impide la manifestación de……. en mi vida?, o cualquier otra pregunta en esta línea que consideres.

Siguiendo el protocolo que ya conoces comienza a colorear. Las respuestas las vas anotando sin juicio y sin variarlas en absoluto. Puede que tomes conciencia de miedos escondidos, de juicios propios, de dudas o expectativas que no tenías en cuenta. Sea lo que sea anótalo con todo lujo de detalles, están en conexión con tu esencia. Aprovecha el momento y no pierdas detalle del diálogo.

Y para una primera sesión esto es suficiente. Piensa que interactuar con quien realmente eres, conectar con tu esencia te puede remover, puedes expresar emociones, desenterrar hachas de guerra… Sea lo que sea, permite que ocurra. Es un proceso de purificación. Y de aquí al siguiente artículo, en el cual profundizaremos más y más, ve poniendo atención en engalanarte para el gran día.